Dolor de Espalda

espal.jpg

El dolor de espalda es una de las quejas más comunes, y se encuentra dentro de las principales causas de consulta y ausentismo laboral. La mayoría de las personas experimentarán dolor de espalda al menos una vez en su vida.

El dolor puede presentarse en cualquier área de la espalda, siendo el lugar más frecuente la región lumbar, por lo que también comúnmente se le llama “lumbalgia” o “lumbago”. Esta área de la espalda es la que se ve sometida a mayor peso y tensión por lo que es más susceptible de lesión.

La lumbalgia aguda es causada con mayor frecuencia por una lesión repentina en los músculos y los ligamentos que sostienen la espalda. El dolor puede ser causado por espasmos musculares o distensión o desgarro en músculos y ligamentos.

Otras causas de lumbalgia son hernias o rupturas de discos intervertebrales, estrechez del canal raquídeo, osteoartrosis, fracturas por compresión, anormalidades en las curvaturas de la columna.

Cuando se producen lesiones agudas repetidas o no se les da la atención adecuada el dolor de espalda puede volverse crónico e incluso incapacitante.

Los síntomas que se pueden presentar incluyen dolor muscular, dolor punzante que puede irradiarse a  las piernas, limitación del movimiento o flexibilidad, incapacidad para pararse derecho.

Otros síntomas que nos deben alertar de que exista un problema grave son adormecimiento y/o debilidad de las extremidades, dolor intenso que se presenta al estar recostado por la noche, problemas para controlar los esfínteres. Es importante que si usted padece alguno de los síntomas mencionados acuda con un médico especialista que le indicará cual es el tratamiento más adecuado para su problema.

Dentro de los exámenes que pueden realizarse para el diagnóstico se encuentran radiografías simples de columna, resonancia magnética nuclear de columna o estudios de conducción nerviosa y contracción muscular.

Los tratamientos del dolor de espalda dependerán de la causa y gravedad de la lesión, y van desde rehabilitación, terapia térmica (frío-calor local), analgésicos, antiinflamatorios y hasta cirugía de columna.

El tratamiento con células madre es una nueva opción terapéutica para casos seleccionados de dolor de espalda, principalmente los causados por lesiones de discos intervertebrales, lesiones musculares o de ligamentos y osteoartrosis.

Las células madre ayudan a regenerar el tejido dañado y disminuir la inflamación,  acelerando el proceso de recuperación y mejorando la sintomatología.


Bioss Células Madre 2018 – Derechos Reservados