Prp

Una piel siempre joven

La bioestimulación facial mediante plasma rico en plaquetas permite reducir visiblemente signos de envejecimiento en el área facial, cuello y manos, incluso se usa para la caída del cabello. Es realizado sólo por un equipo médico que determina el procedimiento en cada caso.

La idea de lucir más joven está siempre presente en muchas personas, pero ya no alcanza sólo con comer sano, hacer ejercicio, no fumar, tener buena calidad de vida, entre otras cosas, sino que además surgen nuevas propuestas para que esto sea realmente efectivo y visible. Tal es el caso de la Bioestimulación mediante Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

La terapia celular es uno de los métodos más revolucionarios que existen para acelerar los procesos naturales de regeneración de tejidos gracias a la bioestimulación con plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento, es decir, utilizando las proteínas que nuestro propio organismo genera. Esta nueva técnica antiaging supone toda una evolución en cuanto a la regeneración y cicatrización de cualquier tipo de tejido, pues une el tratamiento con plasma rico en plaquetas (PRP) a los factores de crecimiento autógenos’, indica la especialista.

Es bien sabido que el envejecimiento cutáneo se produce por degradación celular, e intervienen factores como el paso del tiempo y la genética, además de un conjunto de mecanismos moleculares y celulares propios del envejecimiento, así como otros factores como la exposición al sol, las enfermedades, las hormonas, la nutrición, los hábitos tóxicos o los cuidados cosméticos.

Según cada individuo, los signos de envejecimiento como arrugas,brillo, luminosidad, entre otros, aparecen antes o después. Para combatirlo existen cuatro grandes grupos de tratamientos, tales como los curativos; los paliativos; los preventivos y los restitutivos.

Precisamente la bioestimulación pertenece al último grupo. La bioestimulación es uno de ellos, ya que activa biológicamente la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

El PRP es un producto de la centrifugación de la sangre que posee una gran cantidad de plaquetas, células sanguíneas cuya función es producir la coagulación de la sangre. Estas células contienen en su interior los factores de crecimiento, unas proteínas que se encargan de transmitir señales a las células para que éstas produzcan tejido nuevo. De esta forma, los factores de crecimiento aumentan la regeneración celular, produciendo vitalidad, grosor, elasticidad y tersura a la piel. Si al Plasma Rico en Plaquetas se le añade un Concentrado de Factores de Crecimiento a partir de plaquetas jóvenes bioactivas, se consiguen mejores resultados en los tratamientos rejuvenecedores, ya que se obtiene una concentración 20 veces superior de factores de crecimiento.

Los resultados son una mejora en el aspecto de la piel, su textura, tersura, tacto, tono, brillo o luminosidad, ya que restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, y recupera la elasticidad.

La profesional indica que no produce efectos secundarios ni rechazo, alergia o reacción a cuerpos extraños, ya que se trata de sustancias autólogas, extraídas de la sangre del propio paciente. Tampoco requiere ningún tipo de preparación previa y, tras su aplicación, las personas se reincorporan inmediatamente a su vida cotidiana

Los resultados se notan a los pocos días, a la semana ya son muy evidentes, llegando a un punto máximo a los 45 días.

Fuente: Diario dc